Bienvenidos...

Blog destinado a publicar literatura de terror de los autores más conocidos, espero que te gusten las historias. Puedes enviar cualquier historia a un amigo(a) haciendo click en el sobrecito blanco. Saludos =)
Enero 2014: Chicos ya no estoy actualizando el blog, pero los relatos están para el que disfrute de la buena lectura =)

jueves, 28 de febrero de 2008

La Prisión Estelar // Fernando J. Ferreyra Prado

El doctor Edward Harrington abrió cuidadosamente el mohoso ejemplar del Grimorium Tenebrii. Buscó con paciencia la página indicada para el traspaso a las dimensiones estelares y encontró el grabado alusivo. Éste mostraba claramente un firmamento de estrellas, distantes entre sí, coronadas por dos soles de enormes dimensiones.

Él ya había intentado realizar el mismo viaje astral mediante otro libro, pero éste no le había otorgado el pasaje total al Conocimiento Único. Ahora, con este ejemplar, pretendía atravesar los límites de todas las dimensiones conocidas para alzarse ante la humanidad toda con el cetro más deseado: el saber total en su máxima expresión.

Ya sabía lo que era cambiar su estructura molecular y perderse entre los átomos más ínfimos para así acelerar su viaje hacia el Todo. Conocía las caras poco amigables que ofrecían los guardianes de cada puerta y lo difícil que era huir de ellos para no resultar apresado en la Nada. Pero este desafío superaba todas sus expectativas anteriores.

Con ayuda de una lupa y de un diccionario esotérico, descifró los símbolos que correspondían a cada uno de los sonidos que debían ser pronunciados inequívoca y ordenadamente para acceder a los cien portales estelares. Los mismos custodiaban la gran ciudad de K’naar, donde se encontraban todos los secretos ocultos.

Pronunció cada sonido con la estridencia necesaria para que las vibraciones correctas comenzaran a despojarlo de su cuerpo y lo llevaran por un tenebroso tour hacia las puertas estelares. De un momento a otro, sintió que una neblina azulenca le obstaculizaba la vista y que un frío polar le invadía su alma. Los guardianes se abalanzaban hacia él con intención de apresarle, pero él conocía los ángulos por donde podía escapar hacia el portal siguiente.

Mientras huía, contemplaba las ardientes estrellas que encerraba cada galaxia, a cuál más rojiza y amenazadora. Su sistema auditivo captaba las insanas melodías que entonaban los informes habitantes de planetas corruptos por la pestilencia y la maldad; eran los mismos que siete mil millones de años atrás gobernaban la Tierra, pero habían sido expulsados hasta tanto no se abrieran nuevamente los portales correspondientes.

Harrington avanzaba a velocidades extremas por entre ángulos dimensionales y galaxias distantes mediante los portales estelares, habiendo dejado atrás a más de cincuenta. Su alma ya no pertenecía a su cuerpo de origen, pero podría regresar con mil formas si obtenía todo el conocimiento en la dimensión de K’naar, donde mora el saber perpetuo. Cuando arribó, después de sortear mil adversidades y entes malignos, se detuvo y espetó la última clave ante la Gran Puerta, la necesaria para poseer todo. E ingresó con avidez, con la enfermiza ambición de abarcar el Universo en su totalidad, el conocido por los seres humanos y los demás existentes.

Allí contempló a las formas más espantosas que ningún ser vivo jamás imaginó. Alrededor de un monolito gris e iluminados por la luz violácea de un sol descomunal, danzaban cien mil guardianes al son de unas estridencias átonas y confusas. Apenas lo vieron, lo rodearon y no lo dejaron escapar. Harrington pronunció todos los conjuros que recordaba, pero ninguno resultó. Allí no tenía escapatoria ni ángulos dimensionales por donde huir. Su alma no halló el Conocimiento Único, pero sí logró comprender dos cosas: que estaba apresado en esa siniestra dimensión por el resto de la Eternidad, y que los guardianes de los portales que había atravesado anteriormente, más que dejarlo escapar, lo habían guiado a los ángulos exactos desde los cuales es imposible el regreso.

Fuente original: Biblioteca-hpl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tus comentarios. NO comentes solo para poner un link a tu sitio web. Se respetuoso. Los comentarios tienen moderación por ello no aparecerán inmediatamente. =)